jueves, 11 de septiembre de 2014

35. EL MERCADO DE LA VIVIENDA SE ESTABILIZA.

Parece ser que el sector ha iniciado una fase de recuperación que, aunque lenta, representa un buen momento para adquirir casa, tanto para vivir como para invertir. Fundamentado en el ajuste de los precios (en torno al 40%), la reapertura del crédito hipotecario y el gran escaparate de inmuebles disponible.

Prueba de ello es el incremento de las compraventas en los últimos cuatro meses, el aumento del 19% en la concesión de hipotecas en junio y, principalmente, la primera subida interanual (+0,97%) de los precios en seis años durante el segundo trimestre de 2014, según datos ofrecidos por los Registradores de la propiedad.

Ha llegado la hora de que los potenciales compradores, que están esperando a que el mercado toque fondo, se animen a comprar, ya que, conforme avance 2015, los precios irán subiendo. El comprador debe encontrar una casa que le guste, en una zona que le guste y con un precio que le suponga un esfuerzo económico de cuatro o 4,5 años su renta anual. No debe pensar en si mañana valdrá más o menos.

La banca está dando más hipotecas, incluso más baratas, y seguirán haciéndolo cuando hayan superado los test de estrés para captar clientes. A partir de esta reapertura crediticia aparecerán más compradores y mayor competencia para comprar. El resultado es fácil de prever: subida de precios.

El regreso del crédito está llamado a cerrar el círculo vicioso en el que está la vivienda desde 2008 y a abrir un nuevo círculo virtuoso: aumento del consumo, creación de empleo e incremento de la compraventa de casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada